Una frase puede perseguirte toda tu vida, incluso en tus propios pensamientos.

Anuncios