Normalmente cuando eres recurrente a la lectura y escritura ese gigantesco universo que tienes por imaginación se convierte en el albergue de los inocentes, el refugio de los come libros. ¿Qué pasaría entonces, si de pronto llegará alguien más hábil y refutará tus ideas a pesar de que esta equivocado? Claro, si es que en algún momento lo descubres.

Últimamente he recorrido por mi cabeza la idea de narrar un breve episodio que cruce las fronteras de lo absurdo y contrario a la verdad de los hechos solo para ver como sé que existe un porcentaje que lo va a creer y después de muchos años asi lo contarán, una idea intoxicada de no mentiras, pero si de un orden cronológico erróneo.

Anuncios