anger-managementAdam Sandler y Jack Nicholson interpretan a un paciente y a su terapeuta, aunque por momentos sea difícil saber cual es cual.

Después de un malentendido a bordo de un aeroplano que toma proporciones incontrolables, el Juez Daniels (Lynne Thigpen) ordena al aparentemente apacible Dave Buznik (Adam Sandler) que asista a las sesiones de control de temperamento que dirige el Doctor Buddy Rydell (Jack Nicholson), mismas que se encuentran repletas de personajes inestables y excéntricos.

El enfoque poco ortodoxo, abrasivo y confrontador, que da Buddy a la terapia, deja a Dave aturdido. Pero después de verse envuelto en otro incidente, el Juez Daniels ordena a Dave que se someta a la terapia o de lo contrario será enviado a la cárcel. De modo que Buddy se muda a vivir con Dave para ayudarlo a combatir sus demonios interiores.

Sin embargo, Buddy no tiene demonios interiores porque aprovecha todas las oportunidades que se le presentan para manifestarse, y eso incluye el hacer comentarios obscenos sobre Linda, la novia de Dave (Marisa Tomei), y el aguijonear continuamente a Dave para que confronte hasta el más mínimo detalle, pasado o presente.

Finalmente a Buddy se le pasa la mano y Dave debe decidir ante la disyuntiva de volver a esconderse en su caparazón o de valerse por sí mismo. ¿Será posible que el tratamiento confuso y contradictorio de Buddy acabe siendo justamente lo que le ordenó el doctor?

Anuncios